miércoles, 26 de septiembre de 2018

¿Cómo buscar casas en internet?

 Departamentos en Guadalajara
Antes del internet, cuando queríamos buscar casa bastaba con abrir el periódico o una revista inmobiliaria para encontrar una propiedad que pudiéramos visitar en nuestra búsqueda de un nuevo hogar.

Hoy en día es mucho más fácil porque existe el internet y este nos da acceso a cientos de propiedades, en la ciudad, en provincia, en el resto del mundo y eso abre un enorme abanico de posibilidades para que puedas hacerte de una casa propia.

Pero como todo en internet, debes realizar tus búsquedas con precaución, esto es porque existen sitios fraudulentos o publicaciones diseñadas para atraer a las personas con el objeto de defraudarles, por lo que debes revisar una serie de cosas para comprar con seguridad.

Nunca hagas depósitos de dinero sin un contrato de por medio. Esto puedo parecer obvio, pero a menudo los defraudadores harán ofertas irresistibles y simplemente te será muy difícil evitar hacer un envío de dinero. Por ejemplo, podrían pedirte un depósito para darte preferencia sobre otros compradores. Nunca debes confiar en una publicación que ofrezca una propiedad muy por debajo del precio lógico para la zona, antes de emocionarte procura visitar la vivienda en persona y asegurarte de que sea legítima, eso sí, no vayas a solas y que sea de día.

Asegúrate de buscar casa en portales reconocidos de anuncios, estos suelen tener candados de detección de fraudes, por ejemplo, si el precio de una propiedad es inusualmente bajo o si la misma información aparece en distintas ciudades, las publicaciones se bloquean por lo que es más seguro buscar en ellos.

Una vez que te guste una propiedad y la visites, asegúrate de siempre poder localizar a los vendedores, llama en horarios impredecibles, escríbeles correos y ve que siempre contesten y puedas encontrarlos.

Verifica que el vendedor de verdad sea el dueño o un representante acreditado por él. Pide copias de la escritura y verifica que aparezca el nombre de la persona con la que estás tratando. Es frecuente que una persona finja ser el dueño de una propiedad y la “venda” con engaños.

Consulta el registro público de la propiedad para comprobar la veracidad de los documentos que te presentaron. También conviene revisar que el estatus de la propiedad sea legal, que esté libre de gravamen y de litigios.

Todo esto puede parecer exagerado, pero en la medida que revises, vuelvas revisar y revises una vez más, podrás estar seguro de que la publicación de tu propiedad soñada es legítima y que puedes hacer una oferta segura por ella.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario