martes, 26 de marzo de 2019

¿Estás listo para comprar un departamento?

Departamentos en Venta
Comprar una casa es uno de los sueños más grandes que puede tener una persona. Después de años de llevar una vida profesional, quizá es el momento de evaluar si llegó tu momento de adquirir tu primer departamento.

Adquirir una casa no es un imposible, pero requiere de trabajo duro y mucha disciplina al momento de manejar tus finanzas. Hay factores alrededor de adquirir una casa que debes tomar en cuenta para saber si puedes hacer frente a este compromiso.

1. Sé consciente de todos los gastos que acompañan a una transacción inmobiliaria. No se trata únicamente del precio de lista de la propiedad que te interesa, falta considerar el pago de impuestos, los gastos notariales para escriturar la propiedad a tu nombre, el pago del enganche y avalúo. Esto significa que debes contar con suficientes ahorros antes de tomar la decisión de comprar.

2. Tienes estabilidad laboral. Esto significa que has estado en tu trabajo por lo menos un año o si eres independiente, que tienes una cartera de clientes fijos además de los proyectos extraordinarios que realices. Si bien no conocemos el futuro, sí es importante tener un cierto grado de estabilidad para afrontar este compromiso a largo plazo.

3. Ya te informaste acerca de las hipotecas. En el mercado existen muchas formas de adquirir un financiamiento para comprar tu casa, pero ¿Sabes qué implica cada una? Debes estudiarlas con mucho cuidado y elegir financiamientos ofrecidos por instituciones bancarias y gubernamentales ya que estos te darán mayor seguridad.

4. Tienes un fondo de emergencia. Puedes asumir tus compromisos aún si se presenta un imprevisto. Esto debe estar garantizado de la mejor manera posible, ya que atrasarte en tus pagos puede resultar en un aumento de la deuda.

5. Tus ingresos son suficientes para los pagos mensuales. Un buen parámetro es que tus deudas no superen el 40% de tu ingreso. Si cumples con esto, podrás realizar los pagos mensuales de tu hipoteca.

6. Ya sabes donde vas a vivir. Tomando en cuenta todos los parámetros anteriores, ya seleccionaste una propiedad o al menos una zona dentro de tu presupuesto en la que te gustaría vivir

7. Tienes ingresos adicionales. No sólo un trabajo fijo, sino algunos negocios o proyecto independientes que te permitan ahorrar y muestren una mayor estabilidad.

¿Tomaste en cuenta todos estos elementos? ¡Bien! Entonces estás listo para adquirir tu primer departamento.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario